Tasas de interés fijas o variables, ¿cuál es mejor?

 English

Descargue versión en formato imprimible

¿Qué es mejor, una tasa de interés fija o una tasa de interés variable? Veamos las diferentes definiciones:

¿Qué es una tasa de interés fija?

Una tasa de interés fija permanece igual y no fluctúa cuando las tasas de interés suben o bajan. Con un préstamo de tasa de interés fija, su pago seguirá siendo el mismo durante el plazo de dicha tasa.

¿Qué es una tasa de interés variable?

Una tasa de interés variable generalmente tiene un punto de referencia y fluctúa a medida que las tasas de interés del mercado suben o bajan. Las hipotecas con tasas de interés variables se denominan ARM (hipotecas de tasa ajustable). Con un ARM, la tasa de interés aplicada sobre el saldo pendiente variará a lo largo de la vida del préstamo. La tasa de interés inicial generalmente se fija durante un período de tiempo determinado. Después de este período inicial, la tasa de interés se restablecerá periódicamente y puede ser en forma mensual o anual, según las condiciones de la hipoteca. Si las tasas de interés aumentan, la tasa de interés de su préstamo también aumentará y su pago se incrementará. Cuando la tasa de interés del mercado disminuya, el interés de su préstamo seguirá su ejemplo y su pago disminuirá.

Ambos tipos de interés tienen pros y contras, por lo que es importante encontrar el adecuado para usted. Hablar con un asesor financiero puede servir para obtener la claridad que necesita para tomar la mejor decisión. No todas las instituciones financieras ofrecen préstamos hipotecarios con tasas fijas o variables, por lo que es importante comprender los programas de préstamos y las opciones de tasas de interés que están disponibles con todas las instituciones crediticias que usted esté tomando en cuenta.

 

You cannot copy content of this page