Pague en efectivo de manera segura

English

Descargue versión en formato imprimible

En la actualidad existen muchas opciones disponibles para pagar facturas. La mayoría de las empresas aceptarán pagos electrónicos utilizando su cuenta corriente o tarjeta de crédito, cheques personales y giros postales. Dichas transacciones le dejan una confirmación digital o un recibo de su pago. Si alquila una casa a un particular, el pago en efectivo puede ser la única forma de pago que el propietario acepte. Siempre que pague una factura, le conviene obtener un recibo como prueba de pago. Esto es especialmente cierto si paga en efectivo, ya que no hay una confirmación digital que demuestre que ha pagado.

La próxima vez que deba realizar un pago en efectivo, tenga en cuenta lo siguiente:

  1. NUNCA envíe dinero por correo en efectivo. La correspondencia podría perderse o alguien podría abrirlo y tomar su dinero.
  2. Entregue personalmente el efectivo. Llevar el efectivo directamente a la persona o empresa a la que tiene que pagar y entregárselo es una de las mejores formas de asegurarse de que su pago se ha realizado y recibido por la persona adecuada.
  3. Obtenga un recibo. Un recibo le proporcionará un comprobante de pago y puede ser valioso más adelante si se cuestiona el pago o si necesita mostrar un historial de pago de alquiler del prestamista.

Ya sea que esté pagando facturas electrónicamente o usando efectivo, pagar a tiempo, de una manera que lo proteja es clave. Asegúrese de guardar sus recibos en un lugar seguro para que pueda consultarlos fácilmente en caso de necesitarlos.

You cannot copy content of this page